FICO Eataly World trip

Es el parque agro-alimentario más grande del mundo, el 15 de noviembre del 2017 abrió sus puertas en la ciudad de Bologna (Italia). El pasado 26 de diciembre visitamos FICO Eataly World, y en este artículo les contamos de qué se trata esta experiencia que promete mostrar el alimento por su paso desde la tierra hasta el plato.

En la ciudad de Bologna, región de Emilia Romagna de Italia, nos encontramos con el equipo de Estudio Crudo para visitar este nuevísimo parque temático. En este lugar convergen los distintos aspectos de la gastronomía regional italiana, y al mismo tiempo funciona como area educativa pensada para visitas guiadas, workshops (compra online desde 10 €), masterclass (compra online 35 €) y salas interactivas con experiencias multimediales (2 €).

Desde la estación ferroviaria Bologna Centrale es posible llegar hasta FICO por medio de un autobus, el FICOBUS. También hay otra opción más ecológica para aquellos que viven por la zona, se trata de una pista exclusiva para bicicletas.

Llegando al parque el ingreso es gratuito y ahí mismo se pueden alquilar unas bicicletas (también gratis), y recorrer todo el lugar de punta a punta por la zona de bicisendas.

Creado bajo la filosofía del movimiento Slow Food, este lugar abarca 9000 metros cuadrados y cuenta con 2 hectáreas de campos, incluyendo animales de granja y cultivares al aire libre. Es ideal para dedicarle un día y recorrerlo con calma, preferentemente día de semana, que es cuando hay menos gente.

Separados por sectores, vimos gallinas, conejos, cabras, vacas, caballos, ovejas y otros animales. También vimos colmenares, plantaciones de frutales, y un sector llamado “la tartufaia” donde están los árboles con trufas negras (Tuber aestivum). Además, en ese sector se pueden comprar los robles pequeños con sus raíces inoculadas para que desarrollen este costoso hongo subterráneo.

Por otro lado visitamos algunas de las 40 fábricas que muestran la transformación del alimento, incluyendo panificados, quesos, pasta, café, aceite de oliva, aceto y vinagre, cerveza, etc. Tuvimos la oportunidad de ver en funcionamiento una fábrica que produce panettone y masitas dulces tradicionales. En plena actividad se veía al personal trabajando mano a mano con un brazo robotizado que sacaba las bandejas con masitas recién salidas del horno.

De los alimentos que se elaboran a la vista, hay al menos un punto de venta por cada fábrica. Recorrimos el local que vende los panettones y las masitas tradicionales. También se pueden comprar harinas de alta calidad apenas salidas de la molienda, el mismo lugar donde además se elaboran pastas a la vista.

Por supuesto, hay mucho para degustar, muy presentes los quesos estacionados italianos, sobre todo el parmigiano reggiano y el grana padano. Toda la gastronomía regional italiana está representada en este parque, con lo cual ir a FICO es una excelente oportunidad para poder conocer en un solo lugar, gran parte del patrimonio gastronómico del país.

Es imposible pasar todo el día en FICO y no dejarse llevar por la tentación de comer algo, y hay para elegir. Más de 40 puntos gastronómicos, desde food trucks hasta restaurantes de primer nivel. Hay para todos los gustos, preferencias y bolsillos (desde 5 € una generosa porción de focaccia con burrata pugliese y rúcula).

Algo que no podía faltar es un mercado, y obviamente es la cadena Eataly la que más se destaca, siempre caracterizada por su selección de productos gourmet y de notable calidad. También hay otras tiendas alimentarias,  productos de cosmética ecosustentable, gadgets de cocina y equipamiento gastronómico (Smeg, Alessi, Marcato, Whirlpool, etc.), una librería y hasta un local de bicicletas Bianchi son algunas de las opciones para los que quieran aprovechar y comprar.

Algo que no podía faltar es la degustación de vinos regionales italianos. Nos dejamos llevar por una enoteca que ofrecía más de 100 opciones (desde 4 € por copa). Probamos dos variedades, un Barbera (de la región de Piamonte) y dos Chianti (de la región de Toscana), y así cerramos el 2017 en este increíble encuentro con el gran cocinero Máximo Cabrera en la ciudad de Bologna.

 

María Jimena Ricatti

Médica, Universidad de Buenos Aires, Argentina.

Doctora en Neurociencia, Universidad de Buenos Aires, Argentina.

Directora de Sensorytrip, Italia.